0Mi carrito

Usamos cookies. Si continuas, aceptas el uso de cookies. Más información

Acepto

Inicio > Deshabituación y Desintoxicación

Deshabituación y Desintoxicación

 


ADICCIONES, TRASTORNOS y ENFERMEDADES
"Drogadicción, Alcoholismo, Ludopatía"



 

 

Profesionales pioneros en la lucha contra las adicciones dejan claro que el primer paso es que los adictos reconozcan su problema. Luego, la terapia familiar e individual en primera instancia se impone como el tratamiento más efectivo, acompañada por el apoyo a las familiares.

 

“Hay esperanza”. Creemos que curar la adicción de estas personas es posible. “Lo importante es identificarla cuanto antes, que el adict@ tome conciencia de que tiene un problema y que él mismo decida ponerle solución”. Sometido a un programa y/o tratamiento, llegaría la recuperación y podría hacer una vida completamente normal.

 

“Sin bajar nunca la guardia, porque si en el futuro volviese a las andadas correría el riesgo de caer de nuevo”, pues como en todas las adicciones, más que de curación, convendría hablar de controlar la conducta y evitar las recaídas. “Resulta primordial motivarlos empleando técnicas que los animen a participar en el tratamiento, donde la terapia se ha revelado como lo más eficaz”.

 

Nuestros protocolos para tratar estas conductas señalan que, frente a las ditintas adicciones, con o sin sustancias, las personas enganchadas piden ayuda mucho antes, cuando cuya adicción es potente y los afectados son incluso menores, no deben y debemos minimizar lo que les está pasando, para ello debemos mostrarles como identificar, señalar, entender y aprender esas conductas que los llevan a consumir sustancias, caer en las diferentes redes de la adicción y no dominar esos impulsos que los llevan al borde del avismo”.

 

¿Pero qué les empuja a tener que sostener un trastorno o una adicción? “Se está investigando, si bien no hay datos claros”, ...terapeutas y profesionales señalan que algunas personas tienen cierta predisposición a hacerlo. Aunque podría pesar la base biológica o genética, el componente ambiental es indudablemente muy importante. Ahora bien, si no entra en contacto con su trastorno, problema o adicción, pese a que tenga esa predisposición no desarrollará el problema.

 

Se puede afirmar que el 70% de los pacientes supera su trastorno, enfermedad o adicción con terapia, mientras que el 30% sufre recaídas y abandonos. 

 

“Aunque se suela tener un problema, con terapia, con apoyo familiar y un procedimiento adecuado pueden salir y no tienen por qué padecer otros trastornos”. Sin embargo, hay quienes no tienen el sostén de los suyos y sufren múltiples adicciones y patologías psiquiátricas, que pueden requerir medicamentos. “En todo caso, no hay ningún tratamiento farmacológico para combatir al 100% la adicción”. El remedio pasa por la psicoterapia cognitiva: Ésta consiste en ayudar a la persona a controlar inicialmente los estímulos relacionados con el trastorno o la adicción, el entorno y el dinero, frenando su problema. Hay que distanciarlos de los riesgos y trabajar sus vivencias y sentimientos, de modo que perciban los beneficios.

 

“Cuando ven lo bien que se sienten sin estar sometido a una adicción o trastorno, encuentran motivos para desistir y deciden no hacerlo por sí mismos”. “Nos movemos por objetivos: superar la abstinencia y, cuando se ha conseguido, frenar las consecuencias y todo lo que la adicción ha alterado”, convencidos de que la adicción que afecta al enfermo se puede curar, hasta el 60%, logra hacer una vida convencional.

 

En este caso, el tratamiento psicológico básico es individual y adaptado al ritmo de cada uno, de modo que resulta más efectivo. Luego, para evitar recaídas, se someten a una terapia familiar. Y, durante todo el proceso, las familias, el afectado/a y los terapeutas están trabajando para el beneficio del bienestar y la unión familiar. Aunque algunos afectados llegan por su cuenta, son las familias los que hacen saltar las alarmas cuando los perciben más nerviosos, irritables o ausentes”.

 

Precocidad y familia

 

A veces, los especialistas piensan que los han pillado a tiempo, pero luego observan que ellos no tienen conciencia de estar enganchados. “En cambio, las personas mayores cronificadas que solicitan ayuda han asumido su enfermedad, por lo que su motivación es altísima para salir adelante” y nos mostramos optimistas a la cura de los pacientes precoces a la adicción.

 

En todo caso, la casuística es amplia, lo que lleva a inclinarnos a creer que estas personas lo tienen más fácil para superar el trastorno. Cuanto antes se detecta y trata la adicción, la recuperación es mejor. Existe un plus de complejidad para reponerse en las personas de mediana edad que se engancharon a las adicciones. Todo pasa por la voluntad del afectado/a, reacios a reconocer que tiene un problema hasta que la familia detecta los gastos, las mentiras, los hurtos o las malas notas.

 

Aunque algunos padres o familiares pueden atribuir los cambios en su comportamiento al consumo de drogas, son ellos los que suelen poner a sus hijos en manos de profesionales. “La familia forma parte de su red de apoyo, pero a veces el Adicto puede resultar molesto tras cometer robos y generar enfrentamientos. Alguno, por culpa de sus malos hábitos, termina enfrentándose y rompiendo con los suyos”. “Nuestra labor es intentar recomponer esos lazos”.

 

Evasión y olvido

 

Las adicciones en general pueden ser el síntoma o la consecuencia de un problema, por lo que es necesario identificar esa debilidad y tratarla, de modo que se impida la aparición de otras afecciones. Otras veces, no hay una herida previa, por lo que simplemente habría que combatir la adicción en sí. “Sea como fuere, no hay un patrón fijo y se pueden mezclar los biotipos de las adicciones”.

 

Es necesario un seguimiento a largo plazo, porque puedes llevar años de abstinencia y volver a caer. Hablamos de conductas muy adictivas, por lo que la probabilidad de engancharse es muy alta, incluso sin que haya situaciones conflictivas previas que lo faciliten”.

 

Admitir el problema

 

Una dificultad añadida a estas personas es que no tengan conciencia de su adicción, trastorno o enfermedad, cuyos efectos negativos se reflejan en las pérdidas económicas y en las implicaciones legales. La adicción afecta a todos los niveles sociales, pero las consecuencias son muy distintas. Así, una familia sin recursos va a tener que soportar en proporción un mayor descalabro.”

 

Las broncas, los enfados y otras medidas no poseen la fuerza suficiente para que asuman las dificultades que atraviesan, el primer paso para salir del pozo es que lo admitan. “Sin embargo, la conciencia de la enfermedad es muy laxa y leve en los afectados, quienes recurren al autoengaño”: Ha sido una mala racha... Lo puedo controlar... No estoy enganchado... “Cuando los efectos negativos son muy intensos, la mentira se desmonta y conduce al tratamiento”. “La adicción es una enfermedad muy estigmatizada, lo que provoca la invisibilidad del paciente”.

 

El autoengaño del adicto

 

Hay que enfrentarlos a la realidad y hacerles entender que si su conducta es abusiva deben rectificar: “Tienen que aceptar que genera adicción, porque cuando los números se imponen y se arruinan, el cerebro distorsiona la realidad para poder seguir con el problema. Por eso es necesario que detecten ese autoengaño, o sea, la falacia del adicto”.

 

La demanda por la adicción, la mayoría de las veces es solicitada por los familiares. Se toma consciencia familiar cuando en el rendimiento laboral, escolar, personal hay desinterés y baches pronunciados. Se ha incrementado en los últimos años y sólo los afectad@s suelen acudir a la consulta cuando se ven perjudicados económicamente, pues acumulan deudas que provocan una situación alarmante en su hogar y además ahora con el problema se ha multiplicado exponencialmente el trastorno, siendo y haciéndose más adictivo si cabe, a la par que más terrorífico, pues la accesibilidad es máxima y pueden estar al lado de la adicción veinticuatro horas al día, los siete días a la semana.

 

Doble vida

 

La doble vida que llevan muchos adictod se ve difuminada. Ya no necesitan desplazarse a un local ni justificar las ausencias de casa. “Es anónimo, fácil de disimular y con una mayor capacidad de adicción”, también puede realizar su adicción incluso en casa, en el trabajo, etc.

 

“Afectados que previamente no tenían ninguna dificultad psicológica, ni de adaptación, ni económica, llegan sólo con el problema que les ha generado La Adicción”.

 

 

Gratificación continua

 

El afectado busca una gratificación continua, puede suceder con cualquier tipo de adicción. “Cuando consumes, no piensas en otra cosa”. Y, si dejan de hacerlo, también sufren el síndrome de abstinencia, cuyos síntomas pueden ser la ansiedad, la irritabilidad, la depresión o un malestar general que los dirige directamente al precipicio.

 

“Los afetados deberían establecer hábitos de comunicación adecuados con su entorno. O sea, cuando se asustan con la primer enganche, tienen que comentarle el problema a sus padres, a sus familiares, a su pareja o a sus amigos, porque serían aconsejados y entre todos lo podrían solucionar, en cambio, los adictos son poco sinceros y creen que puede solucionar ellos solos sus dificultades.

 

¿Y qué ocurre cuando ni puede superarlas y su situación mental es crítica? Cuando la vorágine del problema no puede parar, acusan un sentimiento de desesperanza y hasta les rondan ideas suicidas. “Es muy importante valorar su estado psicopatológico, lo que podría llevar a un ingreso o retirada breve del entorno. Pero esto sólo sucede cuando no ven el final del túnel, por lo que bastan unos días fuera de lo cotidiano que les lleva a una inminente mejoría.

En casos graves, el procedimiento directo es la retirada del entorno y se aboga por la terapia individual inicial como el mejor medio para que los afectados puedan comenzar una nueva vida.

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARLE? 

    ¿Quiere más información?

    Rellene el formulario y nos pondremos en contacto sin compromiso.

    Enviando este formulario acepta nuestra política de privacidad

    Enlaces

    Entradas

    Puede comprar directamente las entradas a los eventos a través de la web y las recibirá una vez pagadas en su email. 

    Envío

    Los productos que necesiten ser enviados a domicilio se enviarán a través de mensajería.

    Contacto

    Si tiene cualquier duda o consulta con respecto a nuestra web, puede ponerse en contacto a través del email o teléfono indicados en el pié de página.

    Información

    Puede solicitar información sobre cualquier evento o producto a través de nuestro formulario de contacto de forma totalmente gratuita y sin compromiso.